UNA OPORTUNIDAD ÚNICA PARA EL PAÍS.

Argentina está ante una oportunidad única respecto del desarrollo de la actividad petroquímica. Parte de una base promisoria: posee en Vaca Muerta la segunda reserva de shale gas y la cuarta de shale oil del mundo. Por Federico Veller*

Pero también hay razones de mercado que hacen que la oportunidad sea única: Argentina y Brasil continuarán siendo importadores netos de fertilizantes. A su vez, el mercado latinoamericano se proyecta con déficit creciente en resinas de polietileno y polipropileno.

Para capturar estas oportunidades, la producción de Vaca Muerta necesitaría aumentar, y los jugadores tendrían que tomar medidas más agresivas en infraestructura y capacidad de licuefacción. YPF ha sido clave en el desarrollo de Vaca Muerta al lograr hacerla rentable y competitiva.

Creemos que este paso podría darse en los próximos 10 años y permitir un desarrollo masivo de la capacidad petroquímica. Definitivamente, una planta a escala mundial de GNL es la llave para desbloquear este potencial.

Hoy YPF está liderando el proceso de estudio para la construcción de una planta de GNL, que abra las puertas para la exportación de gas licuado a gran escala a Asia. Esto supone un proyecto de gran envergadura, que demandaría unos 5 años de desarrollo, con una inversión cercana a los 5.000 MM USD y requiere del armado de un consorcio entre varias empresas, que es la forma en la cual se encaran estos proyectos en otras partes del mundo.

Específicamente, en el negocio petroquímico también hemos desarrollado proyectos con socios globales como Nutrien en el desarrollo de urea en Profertil y, de hecho, YPF planea trabajar en futuros proyectos petroquímicos con socios globales.

En YPF estamos convencidos de que la industria petroquímica es el enlace de valor agregado que da sentido a todo el proyecto Vaca Muerta. Si tomamos como ejemplo lo que sucedió en los Estados Unidos con el desarrollo del shale oil y shale gas vemos claramente cómo la petroquímica fue el eslabón que ayudó a desbloquear el valor agregado real del recurso para generar un impacto muy virtuoso en toda la cadena industrial.

Por estas razones, entendemos que existe un futuro muy atractivo para posicionar los productos petroquímicos y desarrollar una demanda genuina de productos de alto valor agregado desde Argentina al mundo.

* Federico Veller

Gte. Ejecutivo de Química – YPF S.A.

Más informacion: www.ypf.com