UN RECUBRIMIENTO QUE DURA, PARA PRODUCTOS QUE DURAN

” Rilsan® (poliamida 11) es un bioplástico desarrollado por Arkema hace mas de 70 años. Desde entonces, sus aplicaciones se handiversificado continuamente en todo el mundo y, hoy en día, Rilsan® es conocido como uno de los recubrimientos más polivalentes del mercado.

Origen

Rilsan® se produce a partir de una materia prima renovable de origen vegetal, la planta Ricinus Communis (ricino), que crece principalmente en los países tropicales. “ Es un material 100% deorigen natural y biodegradable. Como tal, es una solución adecuada para preservar el medio ambiente.

“Rilsanización”

Los recubrimientos Rilsan® pueden aplicarse sobre todos los metales, con la condición de que puedan resistir la temperatura de recubrimiento necesaria (alrededor de 300ºC)  sin provocar ninguna modicación del metal mismo o distorsión de los componentes. El principio de la “Rilsanización” es muy sencillo: consiste en depositar una película Rilsan® sobre la super¬cie del metal que se ha de proteger. El tipo de pieza a recubrir determina cuál de las diversas técnicas de aplicación posibles debe emplearse:

• Inmersión en lecho fluidizado.

• Proyección electrostática.

• Proyección del polvo sobre piezas precalentadas.

• Otros métodos especializados.

La primera etapa del ciclo de recubrimiento es siempre la preparación de la superficie metálica, pues una superficie mal desengrasada o incorrectamente limpiada afectará las propiedades de adherencia del recubrimiento. En cambio, una superficie debidamente preparada mediante técnicas que tengan en cuenta el tipo de metal de la pieza, así como la ausencia de grasa o de óxidos permite obtener recubrimientos de excelente calidad. “En entornos químicos extremos, Rilsan® puede complementarse con la aplicación de un primer para aumentar aún más sus características.”

Gama de Polvo RILSAN e Imprimaciones

Desde la aparición de los recubrimientos Rilsan, la gama de productos se ha desarrollado sin cesar y, actualmente, Rils a n se comercializa en las siguientes series:

Rilsan® T. La serie Rilsan® T fue la primera en crearse y está destinada al recubrimiento en lecho fluidizado (conocido también como “Rilsanización”). El espesor de recubrimiento que puede obtenerse varía entre 200 y 600 micras.

Rilsan® ES y Rilsan® ESY. Las series Rilsan® ES y Rilsan® ESY están destinadas a la técnica de proyección electrostática con cargas positivas, negativas y triboeléctricas. La segunda serie incluye una imprimación incorporada para mejorar la adherencia al sustrato, por lo que no se necesita utilizar otra imprimación.

Rilsan® MC

La serie Rilsan® MC está destinada a procesos especiales de recubrimiento (“minicoat” y
“maxicoat”).

Rilsan® D

La última serie es Rilsan® D, un polvo especialmente destinado a ser utilizado como aditivo en pinturas, para incrementar la resistencia a la abrasión y mejorar tanto la estructura como la textura.

Primgreen® y Rilprim®

Para completar los recubrimientos Rilsan® , existe una gama de imprimaciones con bajo contenido en COV así como imprimaciones a base de disolventes para todos los sustratos.

Una vez que se ha preparado debidamente la super¬cie metálica y aplicado la imprimación, se pueden utilizar diversas técnicas de recubrimiento según el tamaño y la forma de la pieza, su uso ¬nal y otros factores.

Procesos de recubrimiento

Recubrimiento en lecho fluidizado

En este proceso, la pieza es calentada durante un tiempo, que depende de su forma y su masa, hasta obtener una temperatura uniforme superior al punto de fusión del polvo Rilsan.

Las temperaturas de los hornos pueden variar entre 300°C y 450°C, para reducir el tiempo de precalentamiento. La pieza caliente se sumerge entonces en un lecho o baño de polvo que está en suspensión o fluidizado por una corriente suave de aire impulsada a través de una membrana porosa por la parte inferior del lecho de polvo.

Recubrimiento por proyección electrostática

En este proceso, el polvo se aplica con una pistola pulverizadora que presenta un elevado potencial eléctrico. Las partículas de polvo se cargan eléctricamente y son atraídas y retenidas por la superficie de la pieza metálica a la que se ha aplicado una imprimación y que está conectada a una toma de tierra de potencial cero. El espesor de la capa puede variar entre 75 y 200 μm, pero se sitúa por lo general en 100 μm. Una vez que el polvo se ha aplicado y adherido a la superficie metálica, la pieza recubierta pasa por un horno, a unos 220°C, donde el polvo se funde sobre el sustrato de metal.

Proyección con llama

Este es uno de lo primeros métodos desarrollados para aplicar recubrimientos de plástico en polvo sobre metales, pero hoy se usa muy poco por ser relativamente lento, requiere operarios especializados y es una técnica que requiere “visibilidad directa” y por consiguiente, limita su empleo a determinadas superficies de las piezas que hay que recubrir. Esta técnica se reserva al tratamiento in situ de piezas que son demasiado grandes para otros procesos.

Además de los métodos convencionales de lecho en fluidificación y proyección electrostática, ambos utilizados ampliamente en todo el mundo, ARKEMA ha desarrollado nuevas tecnologías y variantes de polvo en los últimos veinte años para ofrecer sistemas de recubrimiento eficaces para aplicaciones específicas.

Ejemplos de aplicaciones de recubrimiento

Durante más de seis décadas, Rilsan se ha utilizado para recubrir tubos, válvulas y fijaciones para el transporte de agua potable y otros fluidos, pues ofrece a la vez excelentes propiedades físicas y una buena resistencia química.

Además, numerosas referencias de Rilsan cumplen con las especificaciones más estrictas en el mundo para el transporte de agua y el contacto con alimentos.

“Otro campo de aplicación exitoso es el ámbito de oil & gas, en el cual este revestimiento destaca por su alta resistencia al contacto con hidrocarburos y derivados”

Uno de los principales mercados para los polvos finos Rilsan es el de los cestos de lavavajillas .
En esta difícil aplicación, las propiedades de Rilsan se ponen realmente a prueba y los
numerosos años de uso han demostrado la solidez de los recubrimientos Rilsan. Tanto los usuarios como los productores de artículos para una amplia variedad de aplicaciones, desde el hospital y los equipos para minusválidos hasta el mobiliario de acero y los carritos de compra, han aprendido a apreciar las propiedades sobresalientes de los recubrimientos Rilsan , incluida su superficie suave y agradable al tacto, así como su atractivo visual y táctil.

En Argentina Rilsan® es aplicado por la firma Trytech, la cual lleva mas de seis años realizando exitosamente trabajos para la industrias química, metalúrgica, automotriz y eléctrica. En sus instalaciones se realizan todos los procesos de preparación superficial y se escoge el método de aplicación mas adecuado para cada pieza a proteger.

Más información: http://www.grupotrytech.com/rilsan.html