Trabajando bajo presión, y con químicos agresivos: el sistema perfecto

El manejo y la dosificación de químicos no es una tarea sencilla, especialmente cuando se debe considerar que todos los materiales usados sean compatibles con estos y cumplan con los requerimientos de manejo de fluidos. Este es principalmente el caso en la producción de químicos que no pueden ser almacenados.

Valvulas

Por ejemplo, la producción de dióxido de cloro (CIO2) necesita una planta de producción elaborada. El dióxido de cloro, frecuentemente usado como desinfectante en la industria de bebidas para los equipos de embotellamiento y limpieza, y para el blanqueo de la pasta de celulosa, no puede ser almacenado ni comprimido. Los compuestos de cloro y oxigeno tienden a descomponerse en altas concentraciones y bajo la influencia de variaciones de temperatura. Por lo tanto, la producción debe ajustarse al consumo, y debe hacerse in situ.

Un skid como ese se equipa con una amplia gama de instrumentos de medición y control, actuadores y por supuesto tuberías y accesorios. El material preferido de esos componentes podría ser CPVC o PVDF, dependiendo de la concentración, debido a su resistencia química. Cada medición separada necesita válvulas de cierre, dispositivos para medición de caudal, por ejemplo. Medidor de flujo magneto-inductivo (llamado MID o magmeter), válvulas de diafragma neumáticas y válvulas de retención de presión para estabilizar una contrapresión definida. Todos estos componentes deben armonizar perfectamente para garantizar la máxima calidad posible. El espacio es cada vez más un factor crítico en la construcción de plantas, por lo que tanto los fabricantes de equipos originales como los usuarios finales están muy interesados en construcciones más compactas, ya sea para instalaciones nuevas o para extensiones.

A menudo, se instala un protector de manómetro combinado con un manómetro para monitorear la presión seteada a la entrada de la válvula; con las nuevas e innovadoras válvulas de regulación de presión de GF Piping Systems, las válvulas de reducción y de retención pueden equiparse con un manómetro. Para medios extremadamente agresivos, se puede montar un manómetro pequeño con protector directamente en la válvula.
Estos skids se están popularizando en todo el mundo, y la fiabilidad es el factor clave. Las válvulas reguladoras de presión de plástico normales siguen el diseño derivado de las válvulas metálicas, lo que significa que el bonete y el cuerpo se unen mediante tornillos metálicos. Debido a los diferentes coeficientes de expansión térmica de metales y termoplásticos, la estanqueidad se perderá con el tiempo. Esto provocará fugas cuando el personal de mantenimiento no ajuste los tornillos de las válvulas a intervalos regulares, con el torque de apriete nominal.

Valvula de retencion

Para muchos usuarios finales de válvulas reguladoras de presión de plástico, verificar los torques de cada tornillo y volver a apretarlos durante los intervalos de mantenimiento se ha convertido en una segunda naturaleza. Incluso una válvula nueva puede necesitar volver a apretar antes de la primera puesta en servicio para evitar fugas.

GF Piping Systems ha desarrollado una válvula de regulación de presión de vanguardia con un diseño compacto, pero rendimiento de primera. El re-torqueo de los tornillos ya no es necesario con el diseño de bonete con rosca hembra y cuerpo con rosca macho. Todos los materiales tienen los mismos coeficientes de expansión térmica y, por lo tanto, se obtiene un ajuste estable. Su diseño garantiza una estabilidad a largo plazo, tanto en términos de hermeticidad como en el mantenimiento de un ajuste constante.

Valvulas regulares

Al utilizar un eje no ascendente, se pudo reducir el espacio de instalación necesario. El diseño innovador presta especial atención a la puesta en marcha inicial, así como al mantenimiento. Debido a su diseño, la válvula de retención y reducción de presión tiene la misma geometría externa y, por lo tanto, los cartuchos son los únicos componentes que determinan la función de la válvula. La función se puede cambiar reemplazando los cartuchos internos. Al hacerlo, incluso el cambio del diafragma para el mantenimiento se puede hacer rápidamente. Las características de diseño inteligente guían al usuario hacia el manejo correcto. Una flecha de dirección definida en la matriz de inyección garantiza la dirección de instalación correcta. En la sección superior de la carcasa, las flechas moldeadas guían al usuario al aumentar o disminuir la presión de ajuste deseada.
Cuando se trata de productos químicos cristalizables, el mantenimiento fácil y la posibilidad de limpiar partes sensibles, en lugar de reemplazar válvulas bloqueadas, también son beneficiosos para el operador. Esto es fácil de hacer gracias al innovador diseño del cartucho. Todo ello es muy conveniente en aplicaciones estándar para dosificación de productos químicos, así como aplicaciones muy exigentes donde se presentan ciclos de temperatura o se transportan medios de alta pureza o preciosos.

Para requisitos especiales, como en microelectrónica, GF Piping Systems ofrece un pistón de diseño especial. Durante el movimiento hacia arriba y hacia abajo, las válvulas estándar generan partículas de abrasión. Nuestra versión especial viene con un pistón sin elastómero de una pieza, que no desprende partículas al moverse el pistón. Gracias a su geometría especial, no hay limitación de la funcionalidad para procesos sensibles.

Un buen producto solo puede ser tan bueno como la uso en la aplicación correcta. Muy a menudo, las válvulas reguladoras se usan de un tamaño incorrecto; lo que es peor, si se eligen demasiado grandes, esto puede provocar vibraciones molestas en la tubería durante la operación. Para que la selección del tamaño correcto de la válvula sea lo más fácil posible para el cliente, GF Piping Systems ofrece una nueva herramienta en línea.

Comenzando con seleccionar el tipo de válvula, lo guiará paso a paso hacia encontrar el tamaño de válvula óptimo para su aplicación. Repleta de cuadros de información, la herramienta facilita la planificación, incluida la opción de pasar los datos por correo electrónico o guardarlos para la propia documentación del proyecto.

Con la nueva válvula reguladora de presión, todo es posible, sin importar si se requiere la función de reducción o de retención de presión. Está disponible en PVC-U, PVC-C, PP-H o PVDF. Se pueden comprar para el rango de presión estándar de 0.5 a 9 bar (7-130 psi) y en la configuración más precisa para los rangos de baja presión de 0.3 a 3 bar (4 – 44psi).

Más información: www.gfps.com/ar

Ver tambien:

El guante descartable de protección química más delgado del mundo

Nanotecnología aplicada a la industria petrolera