SISTEMAS DE NEUTRALIZACIÓN DE FUGAS DE CLORO

Devre Internacional, como representante de Wallace & Tiernan desde 1990, ha desarrollado e instalado plantas dosificadoras de cloro. En estas instalaciones pueden ocurrir accidentes provocado por escapes de cloro.

Actualmente, las causas más frecuentes de fugas de cloro son originadas por:

  • Pérdidas a través de válvulas.
  • Pérdidas a través de tapones roscados.
  • Pérdidas debidas a perforaciones del recipiente.
  • Pérdidas en las instalaciones.

A los efectos de paliar estos inconvenientes, Devre Internacional ha implementado en sus provisiones sistemas de neutralización de fugas de cloro que evitan escapes a la atmósfera cuando se produce un accidente.

Planificación e instalación del sistema

La planificación de una instalación de dosificación de cloro, debe estar orientada a evitar que ocurra un escape de cloro. Una vez que ha escapado hacia la atmósfera, poco se puede hacer, excepto de tratar de prevenir su disipación hacia áreas que puedan producir daños a personas o equipos.

El escape de cloro al medio ambiente puede evitarse mediante la instalación de una planta o sistema de neutralización de sus vapores.

Los sistemas implementados por Devre Internacional, se basan en la reacción química que ocurre cuando entran en contacto cloro gaseoso y una solución alcalina.

La solución puede ser de hidróxido de sodio, carbonato de sodio o hidróxido de calcio. Por razones de solubilidad, volúmenes de solución resultante y facilidad de obtención,  se prefiere efectuar la neutralización con una solución acuosa al 20% de hidróxido de sodio.

Fuga de cloro

Esta reacción, frente a un exceso de hidróxido de sodio, se desarrolla a gran velocidad y consume prácticamente la totalidad del cloro.

El aire contaminado con cloro es aspirado por uno o más extractores e impulsado a través de conductos hacia el interior de una torre de contacto, ingresando por el fondo

Una solución de hidróxido de sodio, almacenada en la cisterna, generalmente ubicada en la parte inferior de la torre, se recircula mediante una bomba centrífuga que alimenta un distribuidor instalado sobre un lecho de anillos tipo Pall o Raschig.  Ambos reactivos, cloro y soda, circulan en contracorriente atravesando el lecho, donde entran en contacto ocurriendo entonces la mencionada reacción.

El aire prácticamente libre de cloro es expulsado al exterior por la parte superior de la torre.

Solución y parámetros de diseño

Los parámetros de diseño considerados por Devre Internacional, son los necesarios para un adecuado “barrido” del aire en el recinto, que asegure, en caso de un eventual escape de cloro, una eficiente captación del mismo y conducción hacia la torre.

Cloro

El barrido se efectuará desde la parte superior del recinto hacia el ducto de colección, ubicado en la parte más baja, evitándose cortocircuitos dentro de la Sala.

Normalmente, la capacidad de neutralización de cloro se establece mínimamente en un valor que neutralice la cantidad aproximada de una unidad de los recipientes de cloro utilizados.

El diseño contempla el comando manual de extractores y bombas, pero ante una fuga el sistema debe entrar en servicio automáticamente, disparado por uno o más detectores de cloro en aire.

La torre y el depósito de solución de hidróxido de sodio son construidos en un material resistente a la acción química del cloro, los neutralizantes empleados y los productos de la reacción, como ser plástico reforzado con fibra de vidrio.

Más información: www.devre.com.ar