REUTILIZACIÓN DE CILINDROS TOMA MUESTRAS CON VALOR AGREGADO

Los cilindros toma muestras aseguran un transporte seguro y eficaz de bajos volúmenes de fluidos y materiales peligrosos. Un recubrimiento de electroless níquel mejora la superficie aun cuando son sometidos a condiciones de trabajo rigurosas, lo que los hace ideales para la industria del petróleo y gas.

Cilindros

Mediante un recubrimiento metálico al cilindro toma muestra, le brinda una gran resistencia, buena adherencia y alta dureza en medios de alta y baja temperatura o de muy diversos rangos de PH y con altos rangos de exigencia, confieren al material propiedades adicionales, como: eliminar el riesgo de avería en capas protectoras interiores, derivadas de las intervenciones en pozos petrolíferos y gasíferos.

Entre sus propiedades aumenta la durabilidad y confiabilidad en la conservación de los compuestos contaminantes como azufrados, amoníaco, agua, etc., que se pueden encontrar hasta en el orden menor a 1 parte por millón por la formación de un vidrio metálico libre de poros y rajaduras.

Características técnicas

La resistencia a la corrosión de los recubrimientos de electroless níquel en los cilindros toma muestras son altamente superiores a los realizados por vía electrolítica. Son soluciones súper saturadas de fosfuros de níquel y estructura amorfa. Cuando son tratados térmicamente, se produce una precipitación de fosfuros de níquel que incrementa notablemente su dureza y resistencia a la abrasión.

La adherencia al sustrato es excelente gracias a la correcta preparación cuya superficie debe estar completamente limpia de óxidos, aceites, etc.

Inertización:

La formación de partículas intermetálicas de fosfuro en el depósito trae aparejado que la ductilidad y la resistencia a la intercambiabilidad de los compuestos en partes por millón encontrados en el producto a ser utilizados en el recipiente no interactúen con el material base del cilindro y su posibilidad de alterar la representatividad de la muestra, disminuyan.

Lubricidad:

debido a la lubricidad natural del recubrimiento y su bajo coeficiente de fricción proporcionada por la presencia de fósforo en el tratamiento, las piezas que tengan este proceso no necesitan usar agentes que no lastimen la superficie como en el caso de roscas y posibles puntos de fricción entre materiales.

Resistencia a la abrasión:

estos recubrimientos tienen una buena resistencia a la abrasión y erosión. El tratamiento térmico posterior a 650 grados Celsius para garantizar la resistencia a la abrasión de los recubrimientos es cinco veces más duro que el del cromo.

Imperfecciones en cilindros toma muestras:

una cuestión que concierne generalmente a los cilindros toma muestras de acero al carbono o inoxidables son imperfecciones en la cara interior en algunos cilindros, producido por el material de origen con que fueron construidos, o por el tratamiento a que fueron sometidos por un largo tiempo sin la realización de una correcta limpieza.

Con el recubrimiento de electroless níquel, se garantiza que por este método, se logre una verdadera sustentación de los componentes de la muestra en el recipiente, manteniéndola inalterable por más tiempo que usando otros recubrimientos. De esta manera se logra incorporar beneficios adicionales a su cilindro en uso otorgándole durabilidad, lubricidad, resistencia a la abrasión y fundamentalmente tranquilidad en el muestreo de contaminantes, con la ventaja económica de costar cuatro veces menos que un cilindro nuevo.

Más información: www.alaralab.com.ar