Principales novedades y aspectos del Sistema de gestión ISO 45001

Con la publicación de la nueva Norma ISO 45001 finaliza una etapa que ha durado casi cinco años en la que más de 100 expertos de 70 países han desarrollado la primera norma internacional de sistemas de gestión de seguridad y salud en el trabajo en el Comité ISO/PC 283.

Industria

Esta norma recopila las prácticas preventivas desarrolladas en el ámbito internacional en los últimos veinte años recogidas en las normas y guías de sistemas de gestión que se han implantado en los distintos países.

Según la OIT (Organización Internacional del Trabajo) cada 15 segundos, un trabajador muere a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo (6.300 personas cada día, más de 2,3 millones de muertes por año). Anualmente ocurren más de 317 millones de accidentes en el trabajo. El costo de esta adversidad diaria es enorme y la carga económica de las malas prácticas de seguridad y salud se estima en un 4 por ciento del Producto Bruto Interno global de cada año.

Por ello, sin duda el principal objetivo que se persigue con la publicación de ISO 45001:2018 es reducir estos datos. Además la nueva norma ayudará a empresas y organizaciones en la implantación y control de un eficaz Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo en la gestión de los riesgos, con una mejora continua en el desempeño de sus actividades, en el cumplimiento de los requisitos legales y otros requisitos en todos sus procesos, contribuyendo eficazmente al logro de los objetivos de la organización.

El Comité ISO/PC 283 aprobó el borrador definitivo de la norma internacional ISO 45001 durante su última reunión. Tras cinco años de proceso, el estándar ha sido respaldado por organizaciones, profesionales, auditores y administraciones logrando un 93% de consenso, frente al 6% de opiniones en contra. El objetivo del nuevo estándar es mejorar las condiciones de los trabajadores de todo el mundo en el ámbito de la salud y la seguridad. La certificación es voluntaria y cualquier empresa (independientemente del tamaño o sector) puede implementar su sistema de gestión y certificarlo con una entidad independiente e imparcial.

De esta manera, con ISO 45001, todas las empresas que se certifiquen seguirán los mismos criterios reconocidos internacionalmente. A tal efecto, se ha definido un periodo de migración: las empresas dispondrán de tres años para realizar la transición de OHSAS 18001 a ISO 45001. Durante esos tres años las dos normas coexistirán pero, una vez finalizado el periodo de transición, OHSAS 18001 será derogada.

Novedades y cambios más significativos

Entre las novedades que aporta ISO 45001 destaca su desarrollo en una estructura de alto nivel, Esta disposición común en todos los nuevos referenciales ISO permite integrarla de manera más eficiente con otros sistemas de gestión. La nueva ISO 45001 comparte la estructura, los textos introductorios y las descripciones con las versiones de 2015 de ISO 9001 e ISO 14001. De esta manera resulta mucho más fácil implementar estos sistemas de gestión junto con el Sistema de Gestión de Salud y Seguridad en el Trabajo permitiendo expresarse en los mismos términos, trasmitiendo confianza, asegurando la correcta comunicación entre las partes interesadas, disminuyendo costos y aumentado el valor añadido gracias a la integración de los sistemas de gestión.

Seguridad
Cronología de la norma ISO 45001. Recorrido hasta su publicación.

Además, en la nueva norma internacional aparecen nuevos conceptos que no se incluían en OHSAS 18001. Por ejemplo, ISO 45001:2018 aborda el contexto de la organización. Por un lado, identifica las características internas de la empresa (objetivos, políticas, estrategias, entre otros) y, por otro lado, analiza el contexto externo que puede afectar en cierta medida al sistema de gestión (entorno cultural, económico…).

Aspectos más sobresalientes a destacar

Entre los aspectos más sobresalientes de la nueva normativa, se pueden destacar los siguientes:

Prevención de lesiones y deterioro de la salud de los trabajadores en lugares de trabajo seguros y saludables.
Liderazgo y compromiso de la alta dirección asumiendo la rendición de cuentas del sistema de gestión.
Eliminación de los peligros y minimización los riesgos con medidas de prevención eficaces, aprovechando las oportunidades y mejorando el desempeño.
Consulta y participación de los trabajadores a todos los niveles y funciones aplicables de la organización.
Desarrollo de una cultura de la organización que apoye los resultados previstos del sistema de gestión.
Por último, mientras que en el documento de OHSAS 18001 sólo se hace referencia al término “liderazgo”, la norma ISO 45001 fomenta la participación y la consulta a los trabajadores. Este estándar internacional también hace hincapié en la responsabilidad de la alta dirección.

Gas
Las condiciones de este proceso deberán concretarse por los distintos organismos de acreditación nacionales, pero las organizaciones ya pueden comenzar a trabajar en la adaptación de sus sistemas a este nuevo modelo de gestión. Para ello es necesario que se familiaricen con los requisitos de la norma e identifiquen los requisitos nuevos o revisados. De esta manera, podrán desarrollar un plan de adaptación que incluya la formación y la sensibilización a todas las partes que tienen impacto en la seguridad y salud de la organización, que les permitirá realizar los cambios necesarios en su sistema de gestión a los nuevos requisitos verificando su implantación mediante auditorías internas y otras herramientas del sistema de gestión.

Se amplía a responsabilidad de la organización porque además de proteger debe promover la salud física y mental de los trabajadores se debe de preservar la reputación de la empresa, demostrando su compromiso corporativo y el cumplimiento de los principales requisitos.

Cobran especial relevancia los cambios en las definiciones en el desarrollo posterior de los requisitos. Se amplía el alcance de ‘trabajador’ a todas las personas que realizan actividades bajo el control de la organización. En el término ‘lesión y deterioro de la salud’, se incluye la condición física, mental y cognitiva; y se diferencia entre ‘consulta y participación’, definiendo la primera como búsqueda de opiniones y la segunda como implicación en la toma de decisiones.

Dos aspectos novedosos en la Norma ISO 45001 son los relacionados con la promoción y desarrollo de una cultura preventiva en la organización a través del liderazgo de la alta dirección, y, por otro, el compromiso de la misma con los trabajadores en la participación activa y uso de la consulta a todos los niveles.

Además, es interesante destacar dos requisitos derivados de la integración y basados en otros documentos de trabajo como las directrices ILO-OSH: la gestión del cambio considerando los nuevos peligros y riesgos en los productos y la contratación y compras de bienes y servicios incluyendo los controles necesarios en función el tipo y la actividad de los contratistas y de los servicios externalizados.

Más información: www.iso.org

Ver tambien:

Se aprobó la nueva norma de “Sistemas de gestión de seguridad y salud en el trabajo”

El recurso del agua en el Congreso IWA 2017