The Ocean Cleanup: la primera máquina que ayudaría a retirar plástico del océano

Pronto el artefacto estará listo y se dirigirá hacía la isla de basura ubicada en el Pacífico, entre California y Hawái.

Boyan Slat es un holandés de 23 años que creó “The Ocean Cleanup”, una fundación cuyo objetivo es recoger miles de toneladas de plástico que flotan en los océanos, sobre todo las islas de basura que se encuentran en el Océano Pacífico.

“La basura se acumula en 5 parches de basura en el océano, el más grande es el Great Pacific Garbage Patch (Gran Parche de Basura en el Pacífico), ubicado entre Hawái y California. Si se deja circular, el plástico tendrá un impacto en nuestros ecosistemas, la salud y la economía. Solucionarlo requiere una combinación de cerrar la fuente y limpiar lo que ya se ha acumulado en el océano”, aseguró Slat.

La máquina consiste en tubos hechos de plástico HDPE (un tipo de plástico que no desprende toxinas) y varias pantallas de naylon que servirán como recolectoras. La idea de Slat es aprovechar las corrientes marinas para atrapar los desechos. Además, toda la energía que necesita para su funcionamiento va a ser captada del sol.

El objetivo principal que tiene este proyecto es limpiar en su totalidad el Gran Parche de Basura del Pacífico. Una isla de plástico que mide el equivalente a España, Alemania y Francia, es decir, 1,6 millones de kilómetros, aproximadamente. Se calcula que habría 1,8 billones de piezas de desechos plásticos que la componen y que llegarían a pesar 80 mil toneladas.

A pesar de que la máquina no podrá recoger microplásticos, los de gran tamaño no serán un problema. La isla está compuesta principalmente por desechos grandes, por lo que, en un principio, se podrá recoger gran parte de esta sin inconveniente.

Ver también:
El nuevo método para degradar plástico en 15 días
Polipropileno y su reciclado

Se espera que cada mes se recojan 5 mil kilos de desechos plásticos y que en cinco años se hayan recaudado, por lo menos, 40 mil toneladas de basura. Esto representa la mitad de la isla.

El invento no cuenta con ningún tipo de red, por lo que no afectará a los animales. Los peces pueden entrar y salir con total facilidad del artefacto sin quedar atrapados.

Se estima que para finales de este año se pueda traer a tierra la primera parte de desechos plásticos de la isla.

Más información: www.theoceancleanup.com