La economía circular es posible mediante una innovadora forma de reciclar el polietileno

Una empresa nacional, junto a especialistas del CONICET, desarrollaron una tecnología para recuperar este tipo de plástico de los envases vacíos de fitosanitarios.

Gracias a la nueva Ley de Presupuestos mínimos de gestión de envases fitosanitarios (27.279), dos empresas nacionales fueron habilitadas para poder procesar este tipo de envasados y recuperar su polietileno. Una de ellas, Resiplast, desarrolló a través de su división Resiplast Agro y en conjunto con especialista del CONICET, una tecnología para poder llevar adelante este proceso.

“El desarrollo final quedó plasmado en una moderna planta de procesamiento y lavado de bidones única en el país que permite realizar el proceso completo con una importante recirculación del agua de lavado y una efectiva captura de la carga contaminante, beneficiando ampliamente al desempeño ambiental de esta”, indican desde la empresa, que integra a su vez la Cámara Argentina de la Industria de Reciclados Plásticos (CAIRPLAS).

Ver también:
En Argentina buscar potabiilzar el agua mediante el uso de desechos

Para la recepción segura de los envases vacíos y su posterior procesamiento, la empresa abrió hace un año un Centro de Almacenamiento Transitorio (CAT) de 1500 metros cuadrados en el Parque Industrial de Benito Juárez, el cual fue habilitado por el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS). Como novedad, inauguró recientemente un sistema de recolección a través de CAT móviles para llegar a sitios donde el sistema aún no llega.

ESTA INICIATIVA TIENE COMO OBJETIVO
RECUPERAR Y REINSERTAR EN EL MERCADO LOS
MATERIALES PROVENIENTES DE
RECURSOS NO RENOVABLES.

Estas acciones están tienen como objetivo recuperar y reinsertar en el mercado los materiales provenientes de recursos no renovables. Sin duda, un principio básico y elemental que plantea la economía circular.

Más información: www.conicet.gov.ar