Galvanizado: ¿el fin de la corrosión?

Argentina se ahorraría más de 7 mil millones de dólares anuales, con políticas de protección al acero.

industria galvanizado

Una cuarta parte del acero producido en el mundo se deteriora anualmente por la corrosión, provocando pérdidas económicas de gran magnitud y riesgos a la seguridad de las personas.

Un producto galvanizado por inmersión en caliente (GIC) tiene una vida útil que varía entre 30 a 50 años, dependiendo del grado de exposición. En el país existe gran desconocimiento sobre las características y beneficios que el GIC puede otorgar. Desde un semáforo cuyos funcionarios prefieren pintar todos los años en lugar de galvanizar y olvidarse del mantenimiento, a puentes cuya corrosión podría afectar la seguridad de sus usuarios.

“En Argentina se pierden entre 7.000 y 10.000 millones de dólares anuales por la corrosión”.

El galvanizado por inmersión en caliente es un proceso en el que se sumerge una pieza o estructura de hierro o acero en una cuba de zinc fundido a 450°C. Debido a esto, se forma una película de aleación hierro-zinc cuya función es aislar al hierro del medio que lo rodea, impidiendo su oxidación y corrosión. Cabe resaltar que pueden galvanizarse desde pequeñas piezas -como bulones- hasta vigas de gran porte. Además, debe indicarse conociendo las características de la estructura y el tipo de ambiente al que será sometida.

“En Argentina se pierden entre 7.000 y 10.000 millones de dólares anuales por la corrosión”, señala Jorge González Arata, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Galvanizado por Inmersión en Caliente (AAGIC) y destaca que “la adecuada protección de las estructuras de hierro y acero puede reducir estas pérdidas de manera significativa”.

El resultado de esa falta de información se evidencia si comparamos Argentina con otros países. El consumo aparente de acero galvanizado (toneladas producidas + importaciones – exportaciones), es de tan sólo 1,2 kg por habitante por año, siendo un valor muy bajo.

Gracias a la adecuada protección del acero, los países desarrollados ahorran entre 1 y 2 puntos sobre su PBI, según estudios realizados en el Reino Unido por el Comité de Corrosión y Protección, y en Estados Unidos por la Federal Highway Administration (FHWA).

 

Galvanizado: 4 pasos a seguir 

1. Superficie de las piezas: Control del estado superficial de las piezas a galvanizar.

2. Las dimensiones: Las dimensiones de las piezas deben acomodarse al tamaño del crisol de galvanización. En nuestro caso, el más grande del Sureste de España con 12,50 m. de longitud x 1,70 m. de ancho x 2,70 m. de profundidad con 400.000 Kg. de zinc fundido.

3. El peso: El peso de las piezas está condicionado por los dispositivos de elevación y transporte existentes en la planta de galvanización; disponemos de la mayor capacidad de elevación del Sureste con posibilidad de galvanizar piezas de hasta 10.000 Kg.

4. Aceros adecuados: Utilización de aceros adecuados para galvanización.

Fuente: Galsusa

 

Los pasos a seguir

La Galvanización en Caliente o “Galvanización” como se la conoce comunmente, es un procedimiento de aplicación de un recubrimiento de zinc sobre piezas de hierro (acero al carbono) mediante la inmersión de las mismas en un baño de zinc fundido. Su éxito depende de los 4 Pasos a Seguir (ver recuadro 1). En el mercado destacan que estas condiciones dependen en gran medida de los proyectistas y fabricantes de las piezas o construcciones metálicas que se vayan a galvanizar.

¿El resultado? mayor vida útil de los productos, porque un producto galvanizado por inmersión tiene una vida útil que varía entre 30 a 50 años, dependiendo del grado de exposición.

Perú y Brasil, galvanizan 2,5 kilos de acero mientras Chile lidera el ranking latinoamericano con 8 kilos por habitante por año.

Otro punto es que no tiene costo de mantenimiento. Una vez galvanizado, no es necesario pintar, ni realizar ningún tipo de mantenimiento. Un tercer atributo es su bajo costo inicial, porque es costo de galvanización es bajo comparado con los restantes métodos de protección.

La versatilidad en el proceso de inmersión, que permite galvanizar productos de una variada gama de tamaños y formas. Hacer foco sobre el mayor espesor y resistencia de capa, es un dato de valor, porque logra una gran resistencia a golpes y raspaduras, derivados de los movimientos o instalaciones.

La garantía de recubrimiento por la inmersión, asegura un recubrimiento total de la pieza por dentro y fuera.

tubos galvanizado

Finalmente, desde la Asociación Argentina de Galvanizado por Inmersión en Caliente destacan del proceso una triple protección:

  1. Barrera física: El recubrimiento posee mayor dureza y resistencia que cualquier otro tipo de recubrimiento.
  2. Protección electroquímica: Con el paso del tiempo se forma una fina capa de carbonato de zinc que actúa como aislante del galvanizado.
  3. Autocurado: Ante raspaduras superficiales, se produce un taponamiento por reacción química de la superficie dañada.

 

¿Qué es lo que hace única la galvanización?

Cuando se trata de elegir un sistema de protección contra la corrosión, qué es lo que hace única la galvanización.

• Es un recubrimiento probado: Debido a la aleación única que se produce cuando el acero limpio se sumerge en zinc fundido -el recubrimiento se convierte efectivamente en parte del acero- si se ve bien desde el primer día, lo seguirá siendo durante muchos años. Con una historia que se remonta más de 200 años, hay innumerables ejemplos en muchos ambientes que acrediten el desempeño del Galvanizado por Inmersión en Caliente. En Dorset, un puente en Lydlinch fue construido en 1944 para ayudar al flujo de suministros durante los desembarcos del Día D. El diseño Callender-Hamilton estaba destinado sólo para ser un puente temporal, pero todavía está en uso 70 años después de la construcción. La Asociación Galvanizadores llevó a cabo, en 1999, una inspección del puente después de 55 años de servicio. Se determinó que el recubrimiento galvanizado estaba en excelentes condiciones, sin signos de corrosión en las partes de acero. Se prevé que el revestimiento logrará una vida libre de mantenimiento de más de 100 años.

• Es un sistema sustentable: La durabilidad a largo plazo proporcionada por la galvanización se consigue a relativamente baja carga ambiental en términos de energía y otros impactos a nivel mundial relevantes. Varios estudios han demostrado los costos económicos y ambientales asociados con la pintura de mantenimiento repetida de estructuras de acero. Estas cargas pueden reducirse significativamente mediante una inversión inicial en la protección a largo plazo. La falta de atención a una protección óptima a la corrosión puede dejar un legado económico perjudicial de los costos de mantenimiento repetidas. En los proyectos de viviendas sociales, los costos futuros de mantenimiento correrán a cargo de las autoridades locales. En proyectos de infraestructura pública, el uso de acero galvanizado lleva a reducir los presupuestos de mantenimiento, la liberación de los fondos públicos para otros fines.

galvanizado corrosion

 

Galvanizado: guía de usos y aplicaciones 

  • Edificación – Grandes estructuras: Estructuras, carpintería, escaleras, barandas, vallados, andamios, puentes, túneles, torres y mástiles.
  • Petróleo y Gas – Minería: Infraestructura, grandes equipos, tuberías.
  • Hierro para armaduras de hormigón: Muelles y construcciones portuarias, puentes, fachadas, prefabricados.
  • Equipamiento de carreteras: Pasarelas, elementos de señalización, barreras de seguridad.
  • Electricidad y telecomunicaciones: Torres y subestaciones eléctricas, antenas de telefonía, repetidoras de televisión.
  • Instalaciones industriales: Naves, estructuras, depósitos y tuberías, bandejas portacables, barandas, rejillas, equipos de movimiento.
  • Mobiliario urbano – Deportes y tiempo libre: Columnas de alumbrado, semáforos, carteleras y marquesinas, instalaciones para parques y jardines, estadios, piscinas,polideportivos, parques infantiles.
  • Agricultura y ganadería: Invernaderos, silos, tambos y corrales, postes de alambrados, cercos y equipo de riego.
  • Bulonería: Tuercas, tornillos, arandelas, clavos, fijaciones y accesorios.
  • Transporte: Estaciones terminales, embarcaderos, señalización e instalaciones auxiliaries.

 

www.aagic.com.ar