FILTRACIÓN CON MEMBRANAS

La competitividad reclama tener un número mayor de proveedores, sobre todo si los montos son significativos en la operación de una planta, teniendo en cuenta que hay muy pocos fabricantes acreditados en el mundo. QMI Argentina representa a distintas compañías fabricantes de membranas y de medios en general.

Peso Molecular Aproximado. Tamaño de Poro en Filtración por Membranas

A medida que el tamaño de las partículas filtradas disminuye, yendo hacia la derecha del gráfico hacia nanofiltración NF y ósmosis inversa RO, se llega a filtrar a nivel de átomos y se modifica la composición química de alimentación.

El agua que permea a través de la membrana deja gran parte de las sales disueltas del lado del rechazo, en tanto que el permeado no las tiene y baja bruscamente la conductividad. Es el caso de una ósmosis inversa a la que se alimenta agua de mar para obtener agua potable. Alternativamente, la membrana puede separar sustancias de distinto peso molecular regulando el tamaño de los poros y la presión a aplicar.   

Una cosa es filtrar partículas de micrones y otras del tamaño de nanómetros (nm) o angstroms (0,1 nm). Para poner las cosas en perspectiva, se puede afirmar que si un pie cuadrado (aproximadamente 0,1 metro cuadrado) de membrana tuviera el tamaño del océano Pacífico, un poro de una membrana de ósmosis sería del tamaño de una moneda. Está claro que el tamaño importa. (ver tamaño de los poros)

                       Sin Salida                                               Filtración Tangencial

A. Filtración con medios que generan una torta de material a remover.
B. Filtración tangencial, donde existe alimentación y una corriente de rechazo.
Figura 1.- En los distintos diagramas se observan procesos profusamente usados en la filtración.

El método más común se denomina “filtración sin salida (dead-end)”,  típica remoción de sólidos suspendidos con medios como arena, antracita, etc., tan comunes en plantas potabilizadoras de cualquier ciudad que se provee de aguas superficiales.  En este caso no se modifica la composición química.

La filtración tangencial tiene algunas ventajas respecto de la filtración “sin salida” por cuanto se construyen sistemas modulares donde se puede controlar fácilmente la calidad del producto final.

Cuentan con la ventaja adicional de que no hay torta filtrante para descartar, aunque el diseño puede exigir grandes volúmenes de fluido que se desaprovechan.

Si bien lo más común es el tratamiento de aguas, el proceso se utiliza en la producción de antibióticos, enzimas, levaduras, sueros, cerveza, jugos, plasma animal, gelatinas, etc.   

Los usuarios deben disponer de equivalencias entre distintos modelos de membranas que pueden ser consultados por internet. La competitividad reclama tener un número mayor de proveedores, sobre todo si los montos son significativos en la operación de una planta, teniendo en cuenta que hay muy pocos fabricantes acreditados en el mundo. QMI Argentina representa a distintas compañías fabricantes de membranas y de medios en general.

Más información: www.qmi.com.ar