Esferas de espuma para la protección de hidrocarburos almacenados

El material compuesto flotante que aísla el calor para prevenir el incendio de líquidos inflamables.

ALMACENADOS HIDROCARBUROS

El almacenamiento de líquidos inflamables, particularmente petróleo, con alta presión de vapor, representa un desafío difícil para asegurar la protección y la seguridad contra el fuego. Generalmente se usan matafuegos especiales para cada sustancia, que son eficaces, siempre y cuando, se empleen bajo las condiciones ideales. Pero en un ambiente de frío extremo -sobre todo en los lugares donde es común alcanzar temperaturas de -40°C- con agua escasa o congelada, son insuficientes para repeler el peligro.

Es por esto que ingenieros de una empresa noruega decidieron buscar una solución, y el resultado fue el desarrollo de DryFoam, unas esferas de material compuesto reconstituido (Engineered composite beads, en inglés). Estas se componen de espumas sintácticas -las mismas que se utilizan comúnmente para protección térmica, flotabilidad, entre otras aplicaciones-, combinadas con una resina.

ESPUMA EN ESFERAS

Este material compuesto tolera la exposición prolongada de hidrocarburos como tolueno, petróleo, diésel, etanol, acetona y gasolina. Además, cuando las esferas están expuestas a altas temperaturas -como las que se producen en un incendio-, tienden a ensancharse, creando una barrera térmica que protege las que se encuentran en la parte inferior y que están en contacto con los combustibles.

Su utilización puede ser de dos maneras distintas: que estén en contacto con los combustibles y floten en su superficie; o aplicarlas en la parte superior de un techo flotante interno. Si se decide aplicar directamente en el líquido, hay que tener en cuenta que el límite de presión de vapor establecido por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) -establecido en 11,1 kPa-, no sería aplicable por su facilidad a flotar en los hidrocarburos. Además, hacerlo de esta manera tiene la ventaja de que no es necesario disminuir la altura útil del tanque, ya que no tienen sellos secundarios ni tienen la necesidad de usar soportes.

Por otra parte, si se colocan en un techo flotante interno, las esferas siempre van a permanecer en su lugar. Pero, ante un evento sísmico o fallo de soldadura, este material compuesto va a permanecer encima del líquido, proporcionando una barrera para contención efectiva del vapor, reemplazando el rol del techo dañado.

www.trelleborg.com