El sistema inteligente para la seguridad en la minería

El proyecto Smart Flow, consta de sensores que miden el ambiente que rodea al trabajador, su localización y que es capaz de emitir una alerta de emergencia en caso de una catástrofe.

localizador

En México, un grupo de investigadores está trabajando en la creación de un sistema experto de seguridad para la industria minera, basado en identificación por radiofrecuencia, con el uso de espectro disperso. El proyecto, llamado Smart Flow, está diseñado para incrementar la seguridad ambiental en las minas, la localización y seguimiento del personal y el monitoreo del proceso y extracción de los minerales, además de enfocarse en el aumento de la eficiencia y la productividad del trabajador.

Este sistema inteligente consiste en un dispositivo que lleva el trabajador en su uniforme -una etiqueta informática (smart tag)- y que es rastreado por el sistema de espectro disperso para saber su estado de salud y el ambiente que lo rodea. En caso de una catástrofe, se emitirá una alerta de emergencia y el usuario se debe reportar como estable -o no- ante la señal. Todos estos datos serán detectados y visualizados en una pantalla, que informará la localización y el estatus de los mineros.

mineros trabajando

Las etapas del Proyecto

En la primera etapa del Smart Flow se desarrollaron los sensores que integran el hardware, entre estos se encuentran los siguientes: un detector de gases, de localización, de evacuación, de peticiones de emergencia, un medidor de distancias, un acelerómetro -para identificar un accidente en caso de caída-, y de temperatura corporal y ambiental.

Para la segunda etapa del proyecto, el equipo de investigadores va a integrar el espectro disperso con la finalidad de evitar interferencias en las diversas emisiones de señales. “Dentro de los alcances de esta etapa se encuentra asegurarnos de que las señales se puedan adaptar a las condiciones ambientales que se presentan en la mina. Por ahora ya se incluyeron las tarjetas de radiofrecuencia activa y una tarjeta pasiva que lee directamente la entrega del dispositivo”, expuso el ingeniero Jesús Flores Medina.

“Este sistema integral incluye todo este abanico de soluciones que aportarán excelentes beneficios a la industria minera y, en un futuro, a otras ramas de la industria de la manufactura avanzada, como hospitales, instituciones educativas y gobierno”, concluyó Flores Medina.

Además, informó de la implementación del control de tráfico de los trabajadores en el interior de la mina por medio de semáforos. Para esto, el equipo incluyó un nuevo lector que consiste en un dispositivo montable para los vehículos, que permite monitorear y controlar la operación del mismo. A esto lo llamaron Smart Track. Por su parte, Claudia Lucía Esparza, ingeniera industrial y miembro del equipo, destacó que “existen productos en el mercado enfocados en localización o colisión de control de carga de minerales, o en cada una de las funciones, pero un dispositivo que integre todas estas funciones no existe aún”.

www.uaz.edu.mx