Crean una aplicación que monitorea el flujo del gas

Ayuda a controlar la cantidad restante en una garrafa y puede cerrar una válvula a distancia, en caso de una fuga.

plataforma de electronica de codigo abierto

 

Estudiantes del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), diseñaron una aplicación que advierte al usuario cuando el nivel de gas restante en el tanque -o garrafa- está por terminarse, mediante el envío de alertas al celular y que, en caso de que haya una fuga, cierra a distancia una válvula.

Esta innovación contribuye a la seguridad del usuario, pues en caso de que haya una fuga puede cerrarse el flujo a distancia, así como desactivar una válvula si salió de su casa, en el caso de su aplicación doméstica, por ejemplo. Por otro lado, este dispositivo puede tener una aplicación industrial porque la falta de gas, en algunas circunstancias, tiene repercusiones en los niveles de productividad, y puede contribuir a la protección personal de los trabajadores en un eventual escape.

Esta innovación contribuye a la seguridad del usuario, pues en caso de que haya una fuga puede cerrarse el flujo a distancia, así como desactivar una válvula si salió de su casa, en el caso de su aplicación doméstica, por ejemplo.

Asimismo, si la persona no puede acceder a la terraza donde se encuentra el medidor y el tanque de gas, puede tener un registro de los niveles en los que este se encuentra y darse cuenta de cuántos litros le fueron surtidos. Con esta aplicación, las empresas proveedoras pueden generar una base de datos de los usuarios a partir del monitoreo de los tanques, que les permita programar visitas sin esperar a que les demanden con urgencia el servicio y, con ello, mejorar su logística. Además, el costo de este aparato es bajo, dado que fue desarrollado a partir de un arduino -una plataforma de electrónica de código abierto (open source) basada en hardware y software flexibles y fáciles de usar- para su control, por lo que el gasto mayor se genera en sus partes físicas.

Actualmente iniciaron el proceso de solicitud de patente de este dispositivo ante el Instituto Mexicano de Propiedad Intelectual (IMPI). Igualmente, una empresa está ayudando a los estudiantes a desarrollar esta tecnología, con el objetivo de poder transferirla en un futuro próximo y comercializarla.

 

www.uv.es